“MUJER …SU CUERPO LES HABLA A TRAVÉS DE LA MENSTRUACIÓN CADA MES.”

En consulta me sorprendo constantemente cuando le pregunto a la paciente cómo es tu menstruación y me responde “normal”. ¿Qué es normal? -pregunto yo -Me duele mucho el pecho cuando estoy pre menstrual, me duele mucho el sangrado pero con una pastilla se me pasa, y la sangre es obscura… Y así un sin fin de explicaciones que, quiero que sepas, no son normales.

Para mí estudiar medicina china fue un antes y un después, sobre todo en mi salud menstrual y desde allí en toda mi salud en general, pues lo maravilloso de esta medicina es que a través de la sangre podemos ver el funcionamiento entero de los órganos.

Mi vida cambió de una menstruación “normal” a una menstruación sana. Eso no significa que no tenga nunca dolores, o que nunca mi sangrado pare y se renueve. Significa que ya no encuentro estas características como algo normal sino como una voz, un síntoma.

Quiero compartirte a continuación algunas de las razones de las anormalidades y el origen de algunos síntomas y sobre todo qué hacer en tu vida diaria para evitar y corregir lo que esté mal.

Es importante aclarar que este artículo no pretende ser una opinión médica pero sí puede ser útil como medicina preventiva y correctiva.

Nuestra salud, como la palabra lo dice es NUESTRA y es nuestra responsabilidad cuidarla y no sólo buscar curas sino prevenir el tener que curar.

La menstruación, al igual que la ovulación, es una función fisiológica de la mujer, y no debería involucrar dolor ni cambios en nuestras demás funciones, como la digestiva, urinaria etc.. Así como orinar no debe doler y cuando lo hace muestra que algo no está bien, es igual para la menstruación.

Pero nos enseñaron desde la primera menstruación (¡incluso desde antes!) que la menstruación duele; no nos prepararon para vivirla, nos prepararon para padecerla y jamás nos enseñaron que podía ser un placer.

¿Qué es una menstruación fisiológicamente sana?
Entre 50 y 80 ml por periodo; de dos a cinco días máximo; rojo carmín; comenzando por un poco más oscura por la concentración.
La sangre pasa de gruesa a un poco más líquida con los días, no huele mal, no tiene coágulos; el sangrado comienza con sangre, no con manchas; el sangrado ocurre fluidamente, no se interrumpe y se reanuda durante el día; no son tres días manchando después de que ya se fue.

Esto varía mucho, depende del peso y tamaño de la mujer puede ser un poco más de sangrado al mes sin ser patológico.

¿Cómo puedes medir cuánto pierdes de sangre?

Con la copita menstrual, hoy por hoy existen muchas en el mercado. Consulta en internet cuál distribuyen en tu país.

Ahora bien, en la medicina china existen tres órganos principales relacionados con la menstruación:

– El hígado, que es el encargado de distribuir la sangre a cada órgano que la requiere y de limpiarla,

– el riñón, que es el encargado del desarrollo y reproducción del cuerpo, contiene nuestra memoria ancestral, es decir nuestro ADN,

– y el bazo páncreas, que es el encargado de producir la sangre a través de los alimentos y de contenerla a través de la fuerza y tono de las venas y arterias.

Hablaremos de las desarmonías de estos tres órganos, aunque en realidad todos los órganos están involucrados. El corazón, los pulmones, los intestinos, todos tienen que ver con la menstruación y en ella se ve reflejada el estado de todos, pero estos tres son los más visibles y fáciles de autodiagnosticar.

El sangrado y su relación con los órganos

Síntomas de frío en el riñón Cuando la menstruación comienza con manchas cafés previas al sangrado. Cuando duele durante el sangrado punzante y sólo se pasa con calor. Cuando el sangrado no es rojo sino café y sólo durante el día con la actividad y el calor se vuelve roja y a la noche se vuelve a poner café.
Cuando dura más de cinco días y nunca es abundante. Cuando en la ovulación te duelen la rodillas, los riñones y tienes más frío de lo normal. Cuando la menstruación te da diarrea.

¿Qué puedes hacer para ello?

Cuidar de estar descalza y enfriar los pies mucho.

El primer punto del meridiano de riñón se encuentra en la planta del pie. Si se enfría, entra frío internamente hasta el útero y no permite que la sangre salga.

Fajarte el vientre durante la menstruación con una faja roja. También es conveniente incrementar la ingesta de alimentos de naturaleza caliente como el jengibre, la canela, el clavo.

Estos síntomas también pueden ser una manifestación de algún shock emocional o miedo en el cuerpo.

El miedo activa las glándulas suprarrenales y les hace elevar su producción y gasto de adrenalina y cortisol.

Cuando el cuerpo no comprende que el susto ya pasó, que estás a salvo, sigue gastando las glándulas y esta glándulas se alimentan de la energía del riñón y lo desnutren.

Seguramente te resuena que después de algún momento de miedo tu menstruación cambió, es importante contarle a nuestro cuerpo que ya pasó, que eso está en el pasado y que ahora en el presente estamos a salvo y ¡sobre todo vivas!

Síntomas de hígado tóxico
Cuando la menstruación es color vino rojo. Cuando es espesa con coágulos grandes y duele antes de la expulsión.
Cuando hay distensión abdominal y el dolor empeora con el tacto o el calor.
Cuando te duelen y se te inflaman los senos en la ovulación o en la fase pre menstrual. Cuando estas más irritable pre menstrual. Cuando huele mal.

Esto indica que tu hígado está sobrecargado.

¿Qué lo pudo haber sobrecargado?

La ingesta de hormonas, productos sintéticos y procesados. El café,el cigarrillo, el té, el mate, la ingesta de grasas y sobre todo las emociones.

La represión de la expresión emocional y la rabia son las emociones que más dañan al hígado. Si te observas con atención aunque tengas una menstruación muy sana, si algún mes pasas por un periodo de stress o enojo, tu menstruación puede ser como aquí descrita.

¿Qué puedes hacer?
Reducir la ingesta de estos alimentos y hacer más ejercicio, ya que el hígado se estimula a través del ejercicio y mueve la sangre estancada. Hacer una dieta de mono ayuno verde una vez al mes mínimo (acelgas, apio, pepino, kale, lechuga, espinaca, nopal) en jugo, en sopa, en ensalada, como tú prefieras.

Y lo más importante, aléjate de situaciones y personas tóxicas.

Síntomas de bazo, páncreas
Cuando la sangre tiene mocos distintos a los coágulos que son pesados y compactos. Cuando la sangre tiene como telarañas. Picazón y hongos en la vagina. Cansancio extremo durante el periodo y la ovulación. Inflamación de las extremidades y articulaciones. Hemorragias y hemorroides durante la ovulación o el sangrado.

Esto indica que la energía de bazo páncreas está disminuida y consumida, y al no tener suficiente energía para circular sanamente genera mocos y flemas que son no sólo manifestadas en tu útero sino también en tus extremidades y vías respiratorias.

Estas mucosidades son las bases de la que se forma la endometriosis entre otras desarmonías del aparato reproductor.

Las causas principales para esta desarmonía son la ingesta de azúcares y harinas refinadas, ya que el cuerpo crea la sangre y la nutre a través de nuestros alimentos.

Si esto es lo que ingerimos, así se forma nuestra sangre: espesa pesada y grasosa. Emocionalmente lo que más daña al bazo páncreas es el exceso de pensamiento, las obsesiones y el no uso del cuerpo.

Cuando sólo usamos la mente nuestro cerebro gasta demasiada sangre.

Sangre que debería estar en el sistema digestivo y muscular para la creación y transporte de la sangre en el organismo.

¿Qué hacer para esto?
Parar la ingesta de lácteos totalmente, incrementar la ingesta de picantes, cebollas y ajos, cambiar la azúcar por miel, y las harinas refinadas por harinas integrales y cereales. Tomar en las mañanas un vaso de agua con una cucharada de vinagre de manzana para alcalinizar el organismo. Emocionalmente la meditación es lo que mantiene a tu mente aquietada, busca todos los días un espacio para salir de la mente y habitar entero tu cuerpo.

Espero que te haya ayudado este artículo y que lo compartas con todas tus mujeres ya que es muy importante que las mujeres comprendamos nuestra menstruación y nos hagamos amigas de ella y responsables de nuestra salud.

“La menstruación es nuestra aliada y los síntomas sólo son alarmas para mantener la salud”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .